El empeño del Sol en mostrarnos nuestra debilidad

Cada 11 años, el Sol alcanza lo que llamamos un máximo de actividad. Este Ciclo Solar es perfectamente normal y se viene estudiando desde principios del siglo XV cuando se comenzó a medir el número de manchas solares en la superficie de nuestra estrella. Estas “manchas” son, en realidad, gigantescos polos magnéticos por los cuáles emergen  las líneas del campo magnético solar desde el  interior del astro. Los físicos llamamos líneas de campo magnético a aquéllas líneas imaginarias que seguiría una partícula con una cierta carga. En la siguiente Figura podéis ver un ejemplo de lo que ocurre con si ponemos limaduras de hierro cerca de un imán.

Limaduras de hierro siguiendo las líneas de campo magnético de un imán. Fuente: http://chrayslers300.blogspot.com/2010/11/el-magnetismo.html

Lo mismo ocurre en el Sol, siendo las manchas solares lo que en un imán llamamos polos magnéticos (Norte y Sur). Las vemos más oscuras que el resto de la superficie porque su temperatura es mucho menor (3500 ºC en comparación con los alrededor de 5500ºC del resto de la superficie solar). Las partículas cargadas presentes en el Sol siguen estas líneas de campo (igual que las limaduras). Durante los máximos solares, la cantidad de manchas es tan grade que los campos magnéticos de varias de ellas puede entrelazarse produciéndose el fenómeno de reconexión magnética. Este proceso es muy energético y actúa como un tirachinas para las partículas que, en ese momento, se encuentran circulando por las líneas en cuestión. Estas partículas son lanzadas a velocidades altísimas hacia el espacio. Por suerte, nuestro planeta dispone de un campo magnético propio, generado por movimientos de material cargado en el interior de la Tierra (la dinamo terrestre).  Este campo nos protege de estas partícula super-energéticas. Al existir dicho campo, el máximo trastorno que nos provoca es algún  corte en las comunicaciones y las maravillosas auroras boreales.

Comparación de una mancha solar con el tamaño de la Tierra.

En la actualidad nos encontramos en uno de esos máximos que se producen cada 11 años y es por ello que la actividad del Sol es ahora muy alta. Dejo aquí un enlace con un vídeo de NASA sobre la última mancha solar:

Disfrutad de su belleza y fijaos en lo bien que se distinguen las líneas de campo magnético de las que he hablado antes.

jlillo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Curiosidades. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El empeño del Sol en mostrarnos nuestra debilidad

  1. Pingback: AA: El efecto Evershed en las manchas solares | Eppur si muove

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s