Parejas estelares: sistemas binarios

Aunque mirando al cielo en una noche de verano aparentemente sólo vemos estrellas individuales, se estima que un altísimo porcentaje de las estrellas son, en realidad, dobles. ¿Y qué significa esto? Desde que a un tal Isaac Newton se le cayera una manzana en la cabeza (mito, por cierto, aún por demostrar) la humanidad sabe que todo cuerpo con cierta masa atrae a cualquier otro. Y esa fuerza de atracción depende de la distancia a la que estén ambos cuerpos. Por ejemplo, si Pepe está frente a Pepa, Pepe atraerá a Pepa y viceversa. Es decir, si colocásemos a ambos en una pista de hielo perfecta, sin rozamiento ninguno con el suelo y ninguna otra masa cerca, acabarían juntándose.

Esta maravillosa ley de la naturaleza hace que, por ejemplo, los planetas del Sistema Solar giren entorno a nuestra estrella, el Sol. Y, en general, que unos cuerpos orbiten alrededor de otros. Este es el caso de las llamadas estrellas binarias. Son sistemas formados por 2 cuerpos que se encuentran gravitatoriamente ligados. Uno ejerce fuerza sobre el otro y viceversa. El resultado es que ambos describen trayectorias elípticas alrededor de lo que se conoce como centro de masas del sistema (ver vídeo).

Como os podréis imaginar, existen muchos tipos de sistemas binarios según la distancia a la que se encuentren ambas estrellas o la posición del plano de su órbita respecto a un observador en la Tierra. Algunos casos interesantes son:

1. Binarias de contacto: si ambos objetos están muy cerca, la gravedad de la estrella 1 afectará de forma distinta a las distintas capas de la estrella 2. Esto provoca que parte del material de la estrella 2 se vea atraído por la estrella 1 y “caiga” hacia ella. En Astrofísica, decimos que la estrella 2 ha llenado su Lóbulo de Roche. En ese caso, la estrella 1 se come literalmente a la estrella 2. (Es el caso del vídeo de arriba)

2. Binarias eclipsantes:  en este caso, ambas estrellas giran en un plano paralelo a la dirección de observación. Esto quiere decir, que las estrellas se eclipsan unas a otras. Gracias a esto, midiendo la luz que nos llega del sistema (llamada curva de luz), podemos detectar la presencia de 2 estrellas. En el siguiente vídeo vemos una curva de luz de la estrella Algol que, además, es una binaria de contacto.

Además, recientemente se han descubierto planetas en este tipo de sistemas estelares. De hecho, ya se han encontrado planetas orbitando sólo alrededor de uno de las estrellas y planetas que orbitan alrededor de ambas estrellas. Estos últimos son los llamados planetas circumbinarios. Es por ejemplo el caso de Kepler-34b y Kepler-35b. Muy recomendada es la siguiente web (en inglés) para una explicación muy didáctica sobre el tema: http://kepler.nasa.gov/Mission/discoveries/kepler34b/

jlillo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Parejas estelares: sistemas binarios

  1. Pingback: AA: YSOVAR: Seis binarias eclipsantes pre-secuencia principal en el cúmulo de Orión | Eppur si muove

  2. Pingback: AA: Una pareja muy distante | Eppur si muove

  3. Pingback: AA: La crónica de una muerte anunciada | Eppur si muove

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s